pucha. como que estoy en un punto de inflexión en mi vida amorosa, pero, al mismo tiempo, me siento demasiado flechá’.

igual me da miedo, porque como que me ha costado llegar hasta acá, pero siento que va bien y que no se va a acabar tan pronto como pensaba.

tengo mucha curiosidad por cómo se va a desarrollar de aquí en adelante, a pesar de que ya llevamos un par de meses en esto.

… realmente, no sé qué más podría decir, así que ojalá poder vivirlo no más, vivirlo a concho.